La guardameta llegó al club hace cuatro años, y ha demostrado una increíble progresión desde entonces. Destaca por su agilidad bajo palos y su virtud para realizar las paradas más complejas.

Compañerismo y concentración para 𝙐𝘿𝘼𝙁 𝘼𝙁𝘼𝙉𝙄𝙊𝙉.

Esta ha sido su reacción tras anunciarse su continuidad:

«Valoro mucho que, después de tres temporadas, el club siga contando conmigo para seguir formando parte de él», afirma.

«Quiero hacerle recordar a la gente que estoy ahí, más fuerte que nunca. Quiero seguir mejorando y aprendiendo, pero, sobre todo, volver a disfrutar. Este año ha sido complejo, ya que hemos estado varias porteras».

«A las jugadoras nuevas me gustaría transmitirles y hacerles sentir esa ilusión y ese respeto por el equipo y el escudo. Seguir creando buena piña en el vestuario y hacer crecer esa unión que nos caracteriza como club y equipo. ¡A por todas!», asegura.